El mate – Bebida típica Argentina

El mate – Una bebida típica Argentina.

Con esto no decimos que sea de origen argentino, sino que es una costumbre muy de estas tierras, como también en Uruguay, Paraguay y Brasil.

Con el nombre de mate, nos referimos a la infusión de hojas de yerba mate (Ilex paraguayensis), secadas y molidas, servidos en un recipiente del mismo nombre. Este recipiente, el más tradicional de todos, es una especie de calabaza “Lagenaria siceraria” de la cuál se obtiene el porongo, calabaza de peregrino o jícaro. Este fruto, una vez cultivado y seco se utiliza como recipiente para tomar mate, previamente debe ser curado.

Tanto la bebida como este recipiente, deben su nombre al origen de este fruto que toma su nombre del término nahuatl para la calabaza, matli.

De sabor amargo, debido a los taninos de las hojas de la yerba, de ahí que haya quienes prefieran el mate endulzado con azúcar, miel y hasta edulcorante.

También tiene un dejo de acidez, y quizás de ahí que haya quienes le agregan otras hierbas, como menta, cedrón, melissa, boldo, tilo y otras que logran neutralizar la acidez.

En la foto vemos el típico recipiente, y la bombilla por la cual se sorbe.

Preparación del mate:

Primero se coloca la yerba dentro del mate, llenando unos 2/3 del mismo. Es común taparlo con la mano y sacudirlo boca abajo, esto hace que el polvillo de la yerba, quede arriba cuando lo enderecemos y de esta forma sea más difícil que se tape la bombilla.
Estando nuevamente derecho, se vierte un poco de agua dentro del mismo. El agua debe estar a unos 84ºC, pero claro siempre hay quienes lo toman más o menos caliente. Es importante mojar la yerba por un costado en lo posible, logrando que parte de la misma flote y no se humedezca. Se deja reposar un minuto y se introduce la bombilla por la parte húmeda, para así empezar a cebar los mates.
Hay quienes optan por no tomar el primer mate y simplemente lo sorben y lo escupen, ya que consideran que el primer mate puede ser fuerte.
Si se va a tomar dulce, se puede ir poniendo un poco de azúcar antes de cebar cada mate. Si se usará edulcorante, lo ideal sería ponerlo en el termo junto con el agua, de esa forma es menos invasivo.

Curado del mate (recipiente):

Si el mate fuera de calabaza, debe ser curado antes de poder ser utilizado para cebar mate. Un método muy tradicional, es poner dentro del mismo un carbón encendido y unas cucharadas de azúcar y hacer girar el carbón por el interior del recipiente.
Otro método que sirve tanto para recipientes de calabaza como de madera, es dejar el recipiente, con yerba usada y agua durante unas 24 a 48 horas.
Para recipientes de calabaza, también se les puede volcar dentro azúcar a punto caramelo por las paredes y dejarlo luego en remojo, esto despegará cualquier pelusa interna que pueda tener la calabaza.

El cebado:

Se denomina así al acto de agregar agua dentro del recipiente.
Por lo general se tira agua cerca de la bombilla, evitando de esta forma mojar toda la yerba, ya avanzado el cebado, se puede ir humedeciendo más.

Saborizantes:

Al mate, es común también saborizarlo, y en este ámbito las variantes son infinitas. Desde cáscaras de frutas como naranja, limón y pomelo, hasta café molido o granos de café.
Las pieles de las frutas, le dan un estilo diferente a los mates, y acá es donde no hay nada como hacerlo uno mismo, si bien hay en el mercado yerbas ya saborizadas, nada es mejor que un poco de piel de naranja o limón en el mate al momento de prepararlo, las mismas pueden ser recien cortadas, o pueden estar ya secas. Hay hasta quienes utilizan también la piel de la mandarina.
También el café molido es una buena manera de saborizar los mates, al igual que las cáscaras de frutas, también hay yerbas saborizadas con café en los comercios.
Otra variante es la incorporación de hierbas, a tales efectos también ya hay mezclas de yerbas y hierbas, o mix de hierbas para incorporar al mate, como se el Cachamai (que es un nombre comercial) pero se asocia a su producto de mix de hierbas que contiene Poleo, Peperina, Manzanilla, Menta, Coriandro e Hinojo. Si bien nació como una mezcla para té, la gente que lo comenzó a usar para saborizar los mates, y de esta manera nació la yerba mate cachamai, ya saborizada.

Una variante fría: El tereré:

Más común en el Paraguay y en el Norte Argentino, es una variante que consiste en preparar la infusión con agua fría. Normalmente preparada en un vaso, a la yerba se le adicionan cubitos de hielo y se ceba el mate con agua helada.
Otras variantes es prepararlo con agua saborizada con jugo de limón, pomelo, o naranja.

[[Continuará]]

28 Comentarios

Más comentarios

Dejanos tu comentario...

Pregunta Anti-Spam:

Enviarme un e-mail cuando haya una respuesta