Las Salsas

Las salsas participan, en la gastronomía de todas las épocas, como ingredientes particularmente destinados a enriquecer las preparaciones de por sí simples, de aspecto poco atrayente o de sabor poco acentuado, las que, de este modo, se benefician extraordinariamente.

Además, antiguamente se utilizaban como un medio de conservación de los alimentos y hasta para cubrir el mal sabor de algunos mal conservados.

Los libros referentes a la nutrición humana se han multiplicado en los últimos tiempos, dando a conocer, desde distintos puntos de vista: teórico, científico, histórico, dietético, los diversos aspectos vinculados a aquella.

Las salsas modernas más conocidas

En la actual gastronomía “casera” existen, propiamente, cinco salsas (o sea, saladas ya que “Salsa” quiere decir, precisamente, eso) consideradas las más populares:

  • la mayonesa
  • la bechamel o la blanca
  • la de tomate
  • el ragú (tuco)
  • la vinagreta

A cada una debemos agregar sus correspondientes variantes, todas más o menos conocidas por las amas de casa.

A pesar de que existen en los comercios gran parte de las salsas que uno puede preparar, elaboradas muchas de ellas en la mejor forma, indudablemente que una salsa casera, preparada en el momento preciso y con un toque personal, es insustituible.

Hemos hablado de originalidad, debido a la creación que se puede permitir cada persona que elabore una salsa; nada más cierto, ya que es sabido que en la gastronomía las cantidades nunca deben considerarse rigurosas en lo que respecta a los condimentos y otros ingredientes (salvo excepciones), sino simplemente indicativas.

El gusto personal, el de los otros integrantes de la familia o de los invitados, la experiencia y la fantasía, pueden sugerir, a menudo, variantes tales que llegan a conferir el sabor que no se encuentra en lo que se compra sino el de lo que se logra por creación. Unas salsas llegan de Francia, otras de Italia, heredadas de los grandes de la gastronomía, otras de todos los puntos del mundo.

Unas simples, otras complejas, pero siempre hay alguna para el paladar de quien desee condimentar una carne, una hortaliza, una ensalada, un budín, un postre, una fruta.

5 Comentarios

  • gracias muy importante la información q dan

  • sobre los ceros en la harina comercial pueden decirme q marcas son las de 0000,000,00 y 0 garcias

    • Hola Araceli, básicamente esa clasificación se usa en la Argentina, pero se usan comunmente 2, la 000 (Tres ceros) y la 0000 (Cuatro ceros)

      Básicamente la 000 es para panes, es un harina menos refinada que desarrolla más gluten, por ende es la ideal para todo lo que es panificados. La 0000 es la más refinada de todos, se ve más blanca que la 000, y contiene menos gluten, se usa normalmente para masas que no requieren amasado y que son sin levadura, se usa comunmente en masas para tartas.

  • Prepare una salsa de tomatillo, chile verde y cebolla todo cocido. Lo guarde en un recipiente de vidrio y lo cerre hermeticamente. Lo puse en el congelador para crear vacío y despues los deje enfriar completamente a temperatura ambiente. Cuánto puede durar mi salsa, guardada así?
    Gracias!

    • Hola Ericka. Lo importante acá sería saber si está “cubierto” por aceite, de esta forma el usar aceite o también por que no vinagre hacen de conservantes.

      Tranquilamente me animo a decir que puede durar 3 meses. Lo que también se puede hacer, una vez envasado, es poner el frasco en una olla y cubrir con agua y hacerlo hervir unos 20 a 30 minutos. Esto prolongará la vida útil del producto.

      Luego si una vez abiertos se deben conservar en heladera tapados y tratando de que siempre una capa de aceite cubra el contenido.

      Si lo que has preparado tiene la consistencia de una mermelada, podríamos estar hablando de un “Chutney” estos por lo general llevan mucho vinagre en su preparación, que ayuda a que se conserven.

Más comentarios

Dejanos tu comentario...

Pregunta Anti-Spam:

Enviarme un e-mail cuando haya una respuesta